X

¿Quieres recibir más información como esta a tu email?

Regístrate

Me gustaría recibir las últimas novedades.

martes, 13 de febrero de 2018

La habitación de hotel del futuro



Nuestros antecesores soñaron con varias ideas para un futuro que vivimos hoy; muchas de las proyecciones quedaron en conjeturas, mientras que algunas dieron en el blanco. Ahora desde nuestro momento en el tiempo, toca a los tecnólogos y usuarios de hoy plantearse y soñar sobre lo que imaginan que se tendrá en tiempos futuros. Para el ramo hotelero, se deja entrever una mayor presencia de la inteligencia artificial y mayores capacidades de personalización y servicios disponibles. Expertos y academias reúnen las características más probables a encontrar en la habitación del mañana:


  • Presencia de operadores robotizados. Ya presentes en algunos lugares como curiosidad tecnológica, los robots podrán realizar más actividades de limpieza y arreglo de cuartos, que por sus lineamientos de inteligencia artificial puedan tomar decisiones sobre rondas de mantenimiento, sensores para limpiar derrames de alimentos y bebidas y llevar al cuarto los pedidos hechos por los clientes. Se preservará la presencia humana para actividades donde sea diferenciador el contacto humano.
  • Consierge artificial . Un tanto distinto a la programación más básica de los robots recamareros, su presencia puede darse con robots físicos o solamente como avatar en los displays del cuarto; puede tener imagen, solo voz o con modificaciones para personas con diferentes capacidades sensoriales. Estaría listo para recibir comandos y proponer planes o promociones según temporada, relevancia y gustos del cliente según la base de datos acumulada.
  • La personalización avanzada de la experiencia . Utilizando la información del cliente, configurada o recolectada en formatos, uso de aplicación y visitas pasadas al hotel, pueden configurarse múltiples elementos del cuarto (temperatura de la ducha, humedad, cortinas, tapices digitales con catálogo de paisajes o imágenes del cliente) y requerimientos varios (restricciones del menú, preferencias, domiciliación dinámica para recibir pedidos hechos en la red para entrega directo al cuarto), con capacidad de replicarse a la perfección sin importar la propiedad de la cadena en la que se encuentre. Igualmente, se podrá tener un histórico de hábitos de cliente para saber el tipo de productos que espera ver en el frigobar y así crear más oportunidades de ventas.
  • Amenidades exclusivas . El nivel de diferenciación dependerá de qué tanto se haya propagado una tecnología. Tal como el WiFi es ahora un servicio de facto por estar en todas partes, nuevas patentes como diademas para inmersión virtual y relajación, paredes interactivas con servicios básicos y de paga, podrán ser el nuevo gancho para tus huéspedes.
  • Acceso, pagos y seguridad con biométricos y nuevas tecnologías. Una vez que se tiene la reservación, el usuario puede interactuar con el hotel para hacer ajustes antes y durante su estancia. Puede llegar al cuarto sin llave, reconociendo dispositivos personales o a través de lectores biométricos para huella digital o retina.


Tal como sucede en nuestros días, la tecnología avanzada seguirá siendo un atractivo dentro del servicio ofrecido por los hoteles, creando así una mayor lealtad hacia la marca. Similar a cualquier inversión, se deberá evaluar si es el tipo de tecnología indicada para su manera de operar, el tipo de clientes, su impacto y proyectar el tiempo de retorno del capital comprometido.

Sin duda detrás de toda buena habitación hay un Software Hotelero que soluciona todo lo que está detrás (BackOffice).

No hay comentarios:

Publicar un comentario